¿Leen realmente los usuarios todos los contenidos que comparten?

Los contenidos que generamos, atraen a la audiencia y nos reportan visitas a nuestro sitio. No obstante, esto no implica que necesariamente se consuma ese contenido hasta la última coma. De hecho, hay datos que confirman que muchos se quedan a mitad, e incluso, otros ni siquiera se molestan en hacer scroll.

El estudio llevado a cabo por Josh Schwartz, indica que la mayoría de los lectores no lee más del 60% del post. Por si fuera poco, un 10% no va más allá de la parte visible del mismo. Unas conclusiones sin duda desalentadoras: toda la dedicación y empeño en generar contenidos para que tus lectores no terminen de asimilar esos conceptos. En cambio, no ocurre lo mismo cuando el contenido incluye fotos y vídeos, principalmente porque obliga a los usuarios a desplazarse por la página.

Cabe destacar que, cuando el contenido es realmente interesante, entonces sí que es posible que los lectores pasen la barrera del scroll y sigan leyendo. El análisis de la atención de los usuarios, basado en mapas de calor, indica que justo en la frontera entre la parte visible y aquella “above the fold”, es donde se concentra la mayor atención del lector. El 65,7% del engagement se recoge a partir de este límite.

Un dato curioso

Los usuarios comparten muchos artículos antes de terminar de leerlos. Según los datos aportados por Chartbeat, no existe necesariamente relación entre los artículos más leídos en profundidad y los artículos más compartidos.

¿Quieres que tus visitas se sientan realmente atraídas por tu contenido? He aquí una serie de recomendaciones:

  1. Conoce a tu audiencia. Averigua cuáles son sus intereses concretos, qué buscan cuando llegan a tu página y, sobre todo, si lo encuentran.
  2. Enriquece tu contenido con imágenes y vídeos. Facilitarás la asimilación del contenido y atraerás la atención del lector.
  3. Cuida la presentación del artículo. Haz uso del formato de texto: utiliza listas, negrita para términos clave y separa con párrafos las distintas ideas y conceptos.
  4. Prueba con distintas presentaciones. Modifica el formato, cambia el título, prueba con más entregas, etc.

Y bien… ¿Has llegado hasta el final de este artículo? Sea como sea, lo importante es que saques tus propias conclusiones.

Descarga este artículo como un e-book

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top