Penalizado por Google

Una página indexada que empieza a perder tráfico y posiciones en el ranking puede ser causa a una penalización de Google

Google, como sistema que quiere ofrecer lo mejor a sus usuarios, hace un seguimiento de todas y cada una de las páginas webs, tratando de definir cuál tiene fallos, cuál es óptima, cuál es duplicada, etcétera. Google Pingüino, es el encargado de esta tarea, el algoritmo de Google va comprobando y determinando qué páginas no cumplen con los requisitos mínimos de calidad y son penalizadas, es decir, es una especie de programa anti-spam.

Si una página web es penalizada por Google Penguin, lo que ocurre es que esta página web va bajando posiciones en el buscador, haciendo que los usuarios tengan más dificultades para encontrarla, aunque pongan las palabras clave adecuadas. En algunas ocasiones, si la penalización es grave, Google puede optar por dejar de indexar la página, de tal manera que el buscador nunca la mostraría.

Muchas páginas web han notado un descenso radical en el número de visitas, en el tráfico de usuarios, sin saber cuál es el motivo por el que esto ocurre. Es probable que se deba a que se ha sido penalizado por algún motivo y ni siquiera se es consciente de ello. Para estar seguro de que Google ha desposicionado a propósito, se pueden comprobar varios factores.

Saber si Google ha penalizado una página web

Lo primero de todo, es muy importante que sepas de qué herramientas dispones para ver todos los pormenores de tu página web. Ahí es donde entra en juego la opción de hacer uso de la conocida herramienta para los dueños de la página Search Console o también inicialmente llamada Webmaster Tools, que los de Mountain View ponen a disposición de todos los usuarios, de manera totalmente gratis, sin coste alguno.

Tras entrar en la herramienta de Google, se debe comprobar si existe alguna alerta activada, claro que las alertas sólo saldrán si anteriormente se ha realizado la configuración de tal servicio. Si no es así, se debe validar la página web y dejarla funcionando para poder rastrear los diferentes errores que una página web pueda tener. Las alertas pueden ser muy distintas, desde que haya algún software malintencionado causando tal problema hasta fallos en el rastreo.

Se puede ver la posición de la web o la desposición, si en el buscador se ponen las palabras clave y se observa el estado en que se encuentra, para ello dispones de las siguientes opciones:

  • En primer lugar, buscar mediante el dominio completo y ver qué puesto ocupa, una forma sencilla y sin problemas.
  • En segundo lugar, como hemos comentado antes, poniendo las palabras clave, aunque se puede tardar más tiempo, porque se tiene que mirar varias páginas de resultados. Normalmente si no se aparece entre los 20 primeros puestos, es que la página web está desposicionada totalmente.
  • En tercer lugar, se puede hacer una búsqueda poniendo la dirección en concreto de la página web, si ves que en Google no aparece ningún tipo de resultado correcto, es que tu página ha sido desposicionada, desindexada a propósito por Google.
  • Existen herramientas SEO online muy buenas que ofrecen información sobre el estado de la web y penalizaciones y donde se puede consultar el estado de una página web.

Si se esta penalizado por Google, hay varias formas de conseguir que una página web vuelva al sitio que le corresponde. Lo primero arreglar todos los errores y después utilizar el formulario de reconsideración de Google para que sea revisada y la indexen de nuevo. Ampliar información sobre penalización en motores de búsqueda.

Descarga este artículo como un e-book

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top