Necesidades y Requerimientos Crear Página Web Propia

Que es necesario para diseñar una página web

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (7 votos: 5,00 de 5)
LoadingCargando…

Los requerimientos necesarios para diseñar una página web uno mismo de forma fácil y rápida

En todo el mundo existen muchas empresas familiares o empresas que quieren empezar su propio negocio en Internet y no cuentan con un gran capital de inversión; además son personas que tienen alguna habilidad destacada y que quieren anunciarse en internet, pero no saben cómo hacerlo.

Hoy en día, casi todos los servicios de hosting y dominios ofrecen programas donde un usuario puede hacer su propia página web casi intuitivamente, pero por norma general, estas a la larga no cumplen con las expectativas de las necesidades de una empresa digital o incluso algunos de estos programas online son difíciles de utilizar y terminan recurriendo a programadores o empresas de programación para que realicen estos trabajos.

Los precios de un diseño de página web oscilan mucho dependiendo de las necesidades de cada empresa y pueden constituir un capital importante para una empresa pequeña que esta empezando y que tenga parte de las características arriba mencionadas. Existen muchos programadores excelentes para programar páginas web, pero en la mayoría de ocasiones ni son diseñadores ni publicistas y solo se encargan de desarrollar la funcionalidad de la web.

Para la pequeña empresa que no encuentra la accesibilidad a estos programadores, y no tiene el dinero para contratar las empresas de diseño, lo primero de todo se debe partir de la base que uno tiene conocimientos básicos de informática e internet, es decir, saber navegar por Internet y sus páginas web y saber como descargar un archivo e instalar un programa. Partiendo de esa bas, se puede seguir este pequeño manual.

Manual para diseñar una página web

Inicialmente  se debe saber lo que se necesita para empezar a programar una página web y esto es un CMS (Content Management System) o sistema de gestión de contenidos, que no es otra cosa que un programa de gestión de páginas web. Un CMS puede gestionar, actualiza, modifica el contenido de una página web. También se necesita el alojamiento web y un dominio.

En el pasado se utilizaban CMS propietarios y o bien no existía un CMS y el código era modificado cada vez por un programador o cada empresa de diseño de páginas web era la que desarrollaba su propio CMS obteniendo una vinculación con el programador o con la empresa prácticamente de por vida. Hoy en día existen innumerables gestores de contenido, como ejemplo Magento, DrupalWordPress o PrestaShop, pero existen muchos más, donde la mayoría de empresas de diseño web pueden entrar a modificar y añadir funcionalidades. De CMS hay hay de pago y gratuitos, también existen instalables en un alojamiento web propio o sistemas que trabajan directamente en la nube y destacan como los más usados, completos y además gratis serian PrestaShop y WordPress. A grandes rasgos, PrestaShop está especializado en crear tiendas online y con WordPress se puede crear una página web prácticamente de cualquier tipo, incluso tiendas online, aunque su especialidad sea crear blogs o páginas web personales o corporativas.

Aunque para un programador, estos dos programas son muy diferentes, para alguien que no conozca el código, se ven prácticamente iguales, una zona Frontend, o lo que ven los usuarios y un BackEnd o Zona de Administración.

Empezar a diseñar una página web

Sin importar la versión de Prestashop o WordPress que se escoja, o el tipo de CMS o incluso si es un diseño web a medida, se debe disponer de un alojamiento web y registrar un nombre de dominio. En la mayoría de proveedores de hosting ofrecen paquetes de alojamiento y dominio. El alojamiento es un alquiler de un espacio dentro de un servidor web, hay que verlo como si el alquiler de una oficina se tratará pero en lugar de los muebles, se guardan los archivos de la web. El alojamiento web es el lugar de trabajo de la página web, el mejor comercial que una empresa puede tener. Al igual que el alquiler de una oficina, el alojamiento web se puede pagar mes a mes o todo un año y se contrata a empresas de hosting. Por otro lado, se debe registrar el dominio. Un dominio es el nombre que los usuarios van a introducir en la barra del navegador para encontrar la web, esto se puede comparar a un número de teléfono de la oficina. No pueden existir dos teléfonos iguales, pasa lo mismo con los dominios. Cuando un usuario marca un teléfono suena en la oficina que lo tiene contratado, cuando un usuario escribe un nombre de dominio se accede al alojamiento web contratado, en consecuencia se muestra la página web que ahi reside. Existen numerosas empresas de hosting en Internet y lo único que hay que hacer, es registrarse y elegir el plan de alojamiento web que más se adapte a las necesidades de la página web y el dominio.

Una vez este disponible el hosting y correctamente configurado el dominio, se debe crear una base de datos, que para ambos casos debe ser en MySql. Si se quiere instalar PrestaShop o WordPress es necesario fijarse que entre las características del alojamiento esta MySql y por supuesto, PHP. Los paneles de control de las empresas de hosting, hoy proveen todo lo necesario para poder gestionar, configurar y crear instintivamente.

Tras crear la base de datos del paso anterior, se debe acceder a descargar el software de las páginas oficiales, bien sea un diseño web PrestaShop o un diseño de página web en WordPress. El fichero descargado que vendrá en formato comprimido, se debe descomprimir en el ordenador y proceder a subirlo al alojamiento web por FTP. Para subir los archivos descargados por FTP lo mejor es descargar un programa FTP como Filezilla. En este programa solicita un nombre de Host o Servidor, un usuario y contraseña, por norma general al contratar un alojamiento Web estos datos son facilitados por el proveedor, de lo contrario se deberá acceder al panel de gestión facilitado o contactar para que los faciliten.

Subidos los archivos, se debe acceder por el navegador como si se navegara hacia la nueva página web y aparecerá el sistema de instalación, que permite enlazar la base de datos creada previamente con el programa, todo esto durante el proceso de instalación y de forma muy sencilla, solo hay que cumplimentar los datos. Por último se abrirá el administrador del sitio.

En el caso de WordPress, están las entradas o artículos y las páginas que se pueden añadir y es lo que se mostraráen la página web, en PrestaShop se pueden dar de alta productos y categorías en el apartado catálogo y páginas de contenido estático en el apartado CMS.
Cada plantilla tanto de Prestashop, como de WordPress, es ajustable a las necesidades visuales. Dependiendo de la plantilla o tema que se escoja, la parte visible para los usuarios se mostrará con un diseño u otro. Existen temas gratuitos y de pago que dan diferentes aspectos al diseño de la web. Estos temas o plantillas, se descargan directamente de los administradores del sitio o desde otras páginas web y solo hay que insertar los contenidos necesarios para que la web se muestre en Internet.

También es posible agregar plugins o módulos para aumentar la funcionalidad de la página web, como agregar imágenes adicionales, sliders, métodos de pago, avisos y permiten distintas configuraciones y ajustes distintos para cada necesidad de página web.

En youtube hay tutoriales muy variados en los cuales se realiza la instalación y configuración tanto de WordPress como de Prestashop y no lleva más de una hora la explicación.

Como muchas cosas en este mundo, no todo es gratis, muchas de las opciones que se pueden ver en los videos son de pago, pero en muchos casos existen plugins libres y gratis para WordPress y PrestaShop que pueden suplir este añadido que necesita la página web y que se ajuste a las necesidades operativas. Aunque en algunos casos, es recomendable hacer las pequeñas inversiones que cuestan estos softwares para asegurarse de tener un producto de calidad y beneficiarse de las características del plugin o módulo y poder invertir el tiempo en mejorar otras partes de la página web.
No hay nada más reconfortante que ver el primer proyecto web online.

Descarga este artículo como un e-book

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Top